Como organizar un bautizo

El bautizo es uno de los momentos más esperados por muchos padres y, aunque resulta una ceremonia muy especial, también puede ser un poco estresante ya que hay demasiados detalles a tener en cuenta.

Toma en cuenta esta lista:

1. Elegir a los padrinos

Lo usual es que los padrinos sean personas que conoces bien, amigos íntimos de la familia, pues se espera que si un día los padres faltan, sean ellos quien se encarguen de cuidar al pequeño, asumiendo la función de tutores.

2. Contactar la parroquia donde se celebrará el bautizo

Antes de elegir una iglesia, considera que cada parroquia tiene sus propias reglas. Por eso, el primer paso consiste en informarte sobre los requisitos, aunque, como norma, todas las parroquias demandan ser católicos, rellenar un formulario de bautismo y acudir, junto a los padrinos, a una charla en la que se explica el significado del bautismo. En algunas parroquias también solicitan el acta del matrimonio religioso de los padres y los padrinos.

En todo caso, es recomendable que no elijas una parroquia muy popular ya que normalmente resulta difícil encontrar un espacio libre en su agenda. A veces, una iglesia más pequeña y discreta es la mejor opción. También puedes celebrar un bautizo grupal o comunitario, una opción que suele ser más económica. No obstante, en algunas parroquias solo ofrecen ceremonias individuales, aunque no establecen un precio sino que solicitan una donación voluntaria.

3. Determinar el presupuesto máximo

Determina un tope máximo para el gasto. Calcula cuánto puedes gastar en el bautizo y, a partir de ese presupuesto, organiza los detalles de la celebración. Los gastos más importantes en los que se suele incurrir son:

Invitaciones y recuerdos.

Puedes comprarlas en una tienda de manualidades o con especializados en prommocionales También puedes enviar invitaciones electrónicas.
Atuendo.

La ropa

La ropa es uno de los mayores gastos del bautizo. Sin embargo, como es probable que esa prenda no la utilices nunca más, es recomendable que eches un vistazo en las tiendas para un atuendo neutro que pueda utilizar en otra ocación.

Lugar de la celebración.

Después de la ceremonia en la parroquia, lo usual es realizar una fiesta. Si vas a invitar a muchas personas, tendrás que alquilar un salón. No obstante, si prefieres una fiesta más íntima, con pocos invitados, podrás evitar este gasto haciéndola en casa o en el jardín de algún amigo.

Menú.

Si cuentas con una amiga que te dé una mano, prepara un menú sencillo y delicioso, sin gastar demasiado. Otra alternativa es contratar un servicio de banquetes, que en la actualidad tampoco son excesivamente caros. No obstante, considera que los banquetes estilo buffet normalmente son más económicos y que si no ofreces bebidas alcohólicas, podrás ahorrar mucho. También es conveniente que elijas platos saludables, aptos para todas las edades, así no te complicarás innecesariamente.

Música y fotos.

Contratar a un DJ puede ser caro pero si tienes a un familiar o amigo joven, que le encanta la música, puede suplir las funciones de un DJ con un simple laptop y unos buenas bocinas

De la misma forma, podras sacar tus propias fotos, el secreto radica en tomar muchas imágenes, para después elegir las mejores.

Como organizar un bautizo
Scroll hacia arriba
Abrir chat